ENERGÍA

La desigual expansión de la España verde: dos CCAA concentran la mitad de las nuevas renovables este año

Más de 150 proyectos de grandes parques fotovoltaicos y eólicos con 9.500 MW avanzan en la carrera burocrática y consiguen las autorizaciones administrativas del Gobierno en lo que va de año. Más de 5.100 MW se localizan sólo en Castilla y León y Aragón.

Imagen de una instalación de plantas fotovoltaicas.

Imagen de una instalación de plantas fotovoltaicas. / Cedida

3
Se lee en minutos

España se ha embarcado en una rápida expansión de nuevas plantas de energías renovables. Tras una implantación en las últimas décadas llena de calentones y parones por el impacto de los vaivenes regulatorios, el despliegue masivo ahora es permanente y se acelerará en los próximos años. Una conquista verde con un peso por regiones que, sin embargo, está siendo muy desigual.

Durante la primera mitad de este año un total de 155 grandes proyectos de producción renovable, con una potencia conjunta de casi 9.500 megavatios (MW), han avanzado en la tramitación administrativa y han conseguido diferentes autorizaciones del Ministerio para la Transición Ecológica, según los datos del Observatorio de las Energías Renovables de Foro Sella, elaborado por el instituto de investigación Opina 360 con la información recogida en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Más de 7.100 MW corresponden a futuras plantas fotovoltaicas y algo menos de 2.400 MW serán parques eólicos.

Cientos de proyectos verdes tienen un plazo legal concreto para estar operativos y están obligados a estar en funcionamiento a mediados de 2028. Si no lo consiguen, perderán el codiciado permiso de conexión a la red eléctrica y deberán iniciar de nuevo todo el proceso de tramitación administrativa. Y hasta entonces han de ir consiguiendo diferentes permisos administrativos. Entre enero y junio, 67 proyectos con una potencia conjunta de 6.160 MW han obtenido la autorización de construcción y otros 88 proyectos más, con más de 3.200 MW, se encuentran en una fase anterior y han recibido la autorización administrativa previa. El Ministerio para la Transición Ecológica se encarga de la tramitación de los mayores parques, con una potencia superior a 50 MW, mientras que son las administraciones autonómicas las que gestionan las instalaciones de menor tamaño.

Madrid acelera

De los casi 9.500 MW que han recibido diferentes autorizaciones en lo que va de año, más de la mitad se concentran en sólo dos comunidades autónomas. Castilla y León, con 2.647 MW, y Aragón con 2.482 MW, lideran con mucho el futuro despliegue de nuevas renovables. Les siguen Andalucía, con 1.091 MW, y sorprendentemente Madrid, región históricamente atrasada en generación renovable casi sin instalaciones y que ahora acumula proyectos con 927 MW recibiendo autorizaciones administrativas.

“El caso de Madrid es muy significativo”, señala el director de Opina 360, Juan Francisco Caro. “Todavía es una comunidad con escasa generación eléctrica renovable, pero hay un buen número de proyectos que están apostando por esta región. De hecho, es la cuarta con mayor potencia autorizada en el primer semestre y está también entre las primeras en nuevos proyectos. Este despegue contrasta con la situación de Cataluña, donde apenas se están registrando proyectos de cierta trascendencia”.

Despliegue futuro y criba masiva

Noticias relacionadas

Los nuevos proyectos aún en un estado más primigenio también se siguen acumulando. Entre enero y junio un total de 82 proyectos con 8.375 MW de potencia conjunta han pasado la fase de información pública. La diferente despliegue por comunidades autónomas se repite también en estos proyectos futuros. Aragón concentra casi un tercio del total de planes en fase de información pública, con 3.184 MW, por delante de Castilla y León (1.043 MW), Castilla-La Mancha (1.018 MW), Andalucía (919 MW) o Extremadura (872 MW).

El Gobierno también ha ejecutado una criba masiva de proyectos que han quedado desestimados en lo que va de año. El Ministerio para la Transición Ecológica ha tumbado proyectos renovables por más de 5.330 MW en todo el país. La mayoría de las instalaciones han quedado finiquitadas por haber recibido una declaración de impacto ambiental (DIA) que ha sido desfavorable, con 2.810 MW, y también por la caducidad de los proyectos al no haber cumplido en plazo con los hitos administrativos, con 1.530 MW.