Bancos

El negocio de la banca con la subida de tipos: cobra un 3,75% del BCE y paga un 2,5%% a los depósitos

Los bancos nacionales no necesitan remunerar por el ahorro de los españoles debido al exceso de liquidez

Cajeros y oficinas de los bancos del Ibex 35.

Cajeros y oficinas de los bancos del Ibex 35.

3
Se lee en minutos
P. G.

Los bancos en España continúan sin reflejar en los depósitos de sus clientes la remuneración que obtienen por el dinero que colocan en el Banco Central Europeo (BCE). Actualmente, el tipo de interés de la facilidad de depósito del BCE, que es la tasa que paga el organismo por estos saldos, se encuentra en el 3,75% tras el recorte en la reunión de junio.

“Este interés no se ve reflejado en los depósitos a plazo fijo de los bancos españoles”, afirma Olivia Feldman, economista y cofundadora del comparador financiero HelpMyCash. Según datos del Banco de España, en abril el interés ofrecido en nuevas operaciones de depósitos promediaba un 2,53%, y bajaba al 2,48% para los depósitos a un año, mientras que el BCE pagaba un 4%.

En resumen, los bancos nacionales no necesitan pagar mucho por el dinero de los españoles debido al exceso de liquidez. Cuando lo hacen, obtienen un margen de beneficio superior a un punto porcentual al colocar esos ahorros en el BCE.

Remuneraciones insuficientes y pérdida de valor

Además de obtener bajas remuneraciones por los ahorros, muchos ciudadanos no reciben nada por ellos. Según el Banco de España, el 40% de los españoles ahorran en efectivo. “Los ciudadanos pueden temer perder sus ahorros, pero no se dan cuenta de que guardar el dinero en casa hace que pierdan poder adquisitivo debido a la inflación”, advierte Feldman. Esto también aplica al dinero depositado en cuentas a la vista, que apenas pagan un 0,18%, una práctica seguida por el 68% de los ciudadanos.

Alternativas para mejorar los rendimientos

Existen excepciones que permiten rentabilizar los ahorros. Los mejores depósitos a un año en España ofrecen rendimientos alrededor del 3%, aunque los plazos de 3 y 6 meses pueden alcanzar hasta un 3,50%, según Feldman. En contraste, los depósitos de bancos europeos ofrecen rendimientos de hasta el 3,60%, tras haberse ajustado a la baja desde principios de año debido a la reducción de tipos del BCE en junio. No se esperan grandes descensos en los próximos meses, ya que "todo indica que el ritmo de bajadas será menos intenso que el de subidas", afirma Feldman.

Esto implica que la tendencia de la remuneración de los depósitos no se verá muy afectada, especialmente en los bancos europeos. En los primeros días tras la reunión del BCE, solo unos pocos bancos han bajado los intereses de sus depósitos, mientras que otros han realizado subidas.

Oportunidades en bancos europeos

Feldman sugiere que los ahorradores con fondos que no necesiten a corto o medio plazo aprovechen las rentabilidades de los depósitos europeos a uno o dos años, ya que no se anticipan nuevas subidas de tipos a medio plazo. A pesar de que algunos ahorradores prefieren los depósitos nacionales a corto plazo por sus atractivos intereses del 3,50%, podrían enfrentar tipos más bajos en el futuro debido a posibles reducciones adicionales.

Existen depósitos europeos comercializados por entidades de la Unión Europea que ofrecen total seguridad y remuneraciones atractivas. La apertura de estos depósitos es sencilla a través de plataformas como Raisin, y el dinero está respaldado por el Fondo de Garantía de Depósitos de cada país, que protege hasta 100.000 euros por titular y cuenta.

Fondos monetarios y cuentas remuneradas

Noticias relacionadas

Para los ahorradores que no desean perder acceso a su dinero, existen dos alternativas. Los fondos monetarios invierten en productos conservadores como Letras, depósitos o deuda empresarial a corto plazo, beneficiándose del actual nivel de los tipos de interés. Estos fondos permiten tener el dinero siempre disponible.

Las cuentas remuneradas son otra opción. Algunas en el mercado, como la del bróker Trade Republic, replican el tipo de interés de la facilidad de depósito del BCE y ofrecen total liquidez. Sin embargo, los bancos pueden cambiar la rentabilidad cuando lo consideren oportuno, advierte Feldman.