Sector agrario

¿Por qué China le ha declarado la guerra al cerdo español (y al europeo en general)?

El gobierno de Xi Jiping abre una investigación contra los productos porcinos europeos, en respuesta a los aranceles que la UE ha impuesto al coche eléctrico chino

Piara de cerdos en una explotación de Ivars dUrgell, en Lleida.

Piara de cerdos en una explotación de Ivars dUrgell, en Lleida. / MARTA RAICH

3
Se lee en minutos

El Ministerio de Comercio de China ha anunciado este lunes la apertura de una investigación 'antidumping' contra las importaciones de cerdo provenientes de la Unión Europea (UE), lo que pone en la cuerda floja al sector porcino español, uno de los más potentes dentro de la industria cárnica. El gobierno de Xi Jiping responde de este modo a la decisión de la UE de aplicar aranceles a los vehículos eléctricos chinos. "Que se inicie una guerra o conflicto comercial no es bueno para nadie, pero es triste que, una vez más, el sector agroalimentario se convierta en la víctima", ha lamentado el ministro de Agricultura y Alimentación, Luis Planas, este martes, tras el Consejo de Ministros.

Planas ha destacado que China es el tercer país no comunitario al que España exporta productos porcinos, por detrás del Reino Unido y Estados Unidos. "El año pasado el sector envió para allá alimentos y otros derivados por valor de 1.223 millones de euros", ha subrayado el ministro.

Con todo, producciones tan emblemáticas (y tan apreciadas por el consumidor chino) como el jamón y los embutidos van a quedar fuera de las posibles represalias, ya que, entre las categorías de productos citadas por el Ministerio de Comercio de China en su investigación, identificadas por distintos códigos, no aparecen esos alimentos.

Estas son las claves más importantes del conflicto

¿Por qué anuncia China esta investigación?

La reacción china es una respuesta (ya prevista, por otra parte) a los aranceles anunciados por la Comisión Europea a la importación de vehículos eléctricos chinos tras la investigación que abrió en octubre para determinar si los subsidios que ofrece Pekín a ese sector generan una competencia desleal para los fabricantes europeos. Antes de conocerse la decisión de la Comisión, la prensa oficial china ya había avanzado la posibilidad de que se abriese una investigación contra el cerdo europeo, algo que los expertos interpretaron como una forma de elevar la presión para tratar de disuadir a Bruselas.

¿Por qué afecta tanto a España?

Dentro de la Unión Europea, España es el principal exportador de cerdo a China. En 2023, según datos citados por la patronal porcina Interporc, España exportó a China más de 560.000 toneladas por valor de 1.223 millones de euros, lo que convirtió al país asiático en el destino del 20,33% de las ventas exteriores de porcino, aglutinando el 13,7% del valor total. Este sector es clave para las exportaciones agroalimentarias desde España a China: el 61% de la facturación española en este sentido procede de la venta de cerdo, seguido de lejos por las bebidas y por el aceite de oliva, según datos oficiales.

¿Por qué China reacciona justamente con el cerdo?

Algunos analistas ya habían indicado que Pekín buscaría que sus represalias por los aranceles se centrasen en los países que los han apoyado, entre los que se encuentra España. En realidad, prosiguen los mismos analistas, "China no quiere una guerra comercial con Europa", aseguró la semana pasada la consultora Trivium China, en referencia a la oposición de países como Alemania a los aranceles a los eléctricos. Los aranceles agrícolas, como los dirigidos contra el brandi francés o el cerdo español, estaban en el punto de mira, sobre todo después de ser los gobiernos de París y Madrid los dos principales impulsores de la investigación que se hizo sobre el coche eléctrico

¿Qué va a investigar exactamente China?

Noticias relacionadas

Tras recibir el pasado 6 de junio una solicitud al respecto por parte de la Asociación China de Ganadería, el Ministerio de Comercio de China revisará los productos importados durante 2023 y también los 'daños' que estas compras provocaron al sector chino entre 2020 y 2023. Concretamente, en el proceso se investigarán productos como carne de cerdo o casquería, tanto refrigerados como congelados, así como grasa de ese animal y derivados de ella o de vísceras. Como ya se ha dicho, el jamón y los embutidos quedan fuera del proceso.

¿Cuándo se conocerán los resultados?

Según indicó el Ministerio de Comercio de China, la investigación empezó ya este lunes y se prolongará durante un año, con opción a ampliarla otros seis meses adicionales "bajo circunstancias especiales". En otro comunicado aparte, el jefe de la oficina encargada de la investigación aseguró que las pesquisas "se llevarán a cabo con arreglo a la ley y protegerán completamente los derechos de todos los implicados", afirmando asimismo que cualquier decisión que se tome tras conocer sus resultados será "objetiva y justa". El ministro Planas ha deseado que finalmente se alcance un acuerdo que no damnifique a ninguna de las partes.