Empresas

Los accionistas avalan la estrategia de Grifols tras los ataques sufridos en la bolsa

El presidente, Thomas Glanzmann, tacha de "injustificadas" y "descaradamente falsas" informaciones sobre la compañía, que la semana que viene cerrará la venta del 20% de Shanghai Raas por 1.600 millones

Fachada de la sede de Grifols, en Coslada (Madrid).

Fachada de la sede de Grifols, en Coslada (Madrid). / EP

3
Se lee en minutos
Agustí Sala

Los accionistas, con un quórum de alrededor del 55%, han avalado en la junta celebrada este la estrategia de Grifols para contrarrestar los ataques promovidos desde enero pasado por el fondo bajista Gotham City. El presidente del grupo, Thomas Glanzmann, ha aprovechado la junta anual para tachar de "injustificados " y "descaradamente falsos" los datos difundidos por el fondo bajista Gotham City, que provocó un auténtico terremoto bursátil.

Ante la junta de accionistas, la primera tras los vaivenes en el mercado, y en la que también se ha estrenado el consejero delegado, Nacho Abia, que tomó las riendas el pasado 1 de abril dentro del plan de cambios en el gobierno corporativo que han supuesto apartar a la familia fundadora de la gestión, la cúpula se ha comprometido a ahondar en el camino de la reducción de costes y de deuda. De hecho, en un encuentro posterior con la prensa han anunciado que la venta del 20% de su filial china Shanghai Raas a Haier por unos 1.600 millones se cerrará definitivamente la semana que viene, un elemento esencial para su plan de reducción del pasivo acumulado durante los años prepandemia de crecimiento mediante compras.

Abia, en su primer discurso ante los accionistas, ha ratificado la estrategia de reducir gastos, sin que haya ajustes de personal sobre la mesa, según ha precisado tras la junta; optimizar recursos y rebajar la deuda hasta 4,5 veces el resultado operativo, frente a más de las más de seis veces de la actualidad. A su vez ha afirmado que el objetivo de este año también es incrementar los ingresos el 7% yu el margen entre el 25% y el 26%. Glanzmann también ha insistido en el compromiso con rebajar el paso de la deuda.

El nuevo consejero delegado, que desarrolló gran parte de su carrera profesional en la japonesa Olympus, ha afirmado que la empresa está preparada "para entrar en una nueva etapa de crecimiento". Y ha resumido sus prioridades: "aumentar la generación de caja, reducir la deuda financiera, acelerar el crecimiento rentable, potenciar la innovación y mejorar la eficiencia operativa".

Sin familiares en la gestión

También ha tomado la palabra Raimon Grífols, que hasta hace unos meses era junto con su sobrino Victor, consejero delegado, y ha recordado que la junta de este año es la primera en más de 100 años de historia en la que la familia no forma parte de la gestión. Ha admitido el impacto que supuso la pandemia del covid para el negocio que entonces ya convinieron con quien era entonces presidente, Víctor Grífols (hoy presidente honorífico), que acometerían cambios en el gobierno de la empresa.

La compañía admitió tras los ataques de Gotham que el peso de su deuda era mayor del que había comunicado con anterioridad. En todo caso presentó una denuncia contra ese fondo, que sigue su proceso en EEUU, ha explicado Glanzmann. Finalmente, algunos fondos, que habían difundido la posibilidad de mostrar su oposición a la política retributiva de la cúpula, no han mostrado su oposición ni directamente ni de forma delegada en la junta.

Además de mejorar sus cuentas en el primer trimestre de este año, la compañía ha dado la vuelta a su política de reducción de la deuda. En esta línea se enmarca la emisión de bonos para modificar la estructura del pasivo, con una primera de 1.000 millones y otra de 300 millones. Poco antes de la junta se conció el reforzamiento de Goldman Sachs en el capital del grupo, hasta alcanzar el 5,188%, una proporción que supera la que tiene por ejemplo BlackRock, con el 4,304%.

El bajo nivel de quórum en la junta es visto por la multinacional de hemoderivados como una muestra de que los accionistas no ven problemas en el horizonte ante los que mostrar su oposición. "De lo contrario hubieran venido más para mostrar su oposición", según las fuentes consultadas.

Noticias relacionadas

La junta ha contado en total con la representación de 511 accionistas, titulares de 238.439.950 acciones de Clase A, que representan el 55,95% del capital social de la compañía con derecho a voto. Durante el cónclave han ratificado los compromisos de la compañía en 2024, centrados en reforzar la eficiencia operativa, mejorar el gobierno corporativo, reducir la deuda y crear valor para todos los accionistas.

Se ha ratificado el nombramiento de Nacho Abia y de Albert Grifols Coma-Cros como consejeros y se han aprobado los de Anne-Catherine Bernery Claire Giraut como consejeras independientes. El ejercicio de 2023 fue "un año récord" para la compañía, en el que se superaron las previsiones y se constató "la sólida progresión de los resultados operativos y financieros".