OPINIÓN

Amigos en Bruselas, enemigos en Madrid

En las negociaciones para decidir el próximo gobierno de la UE participarán activamente la actual presidenta, Von der Leyen, y el líder del segundo partido socialista más votado en las recientes elecciones paneuropeas: Pedro Sánchez

2
Se lee en minutos
Ursula von der Leyen en la inauguración de la Conferencia de Recuperación de Ucrania 2024 bajo el lema Unidos en Defensa.

Ursula von der Leyen en la inauguración de la Conferencia de Recuperación de Ucrania 2024 bajo el lema Unidos en Defensa. / Bernd Elmenthaler / Zuma Press /

PP, PSOE, PNV y Ciudadanos aún apoyan un Gobierno en común en el parlamento europeo: la Comisión presidida por la demócrata cristiana alemana Ursula von der Leyen. Y, con toda seguridad, seguirán haciéndolo los tres primeros partidos una vez se renueve el pacto de las grandes familias políticas de la UE que dirigen Bruselas: populares, socialdemócratas y liberales. Obtuvieron 403 diputados, que representan a un 56% del hemiciclo. Ciudadanos ya no podrá formar parte del grupo Renew (en teoría liberal) que compartía con el PNV, tras no haber obtenido representación. En el pasado, la extinta CiU también hubiese entrado en esta ecuación. Su aparente sustituto, Junts por Puigdemont, no está adscrito a ninguna familia europea. 

En las negociaciones para decidir el próximo gobierno de la UE participarán activamente la actual presidenta, Von der Leyen, y el líder del segundo partido socialista más votado en las recientes elecciones paneuropeas: Pedro Sánchez. Solo por un escaño le superó la coalición socialdemócrata italiana. El grupo de centroizquierda transalpino ha insinuado su interés en que el próximo presidente de la Comisión pudiera ser el ex primer ministro Mario Draghi, el salvador del euro cuando era gobernador del Banco Central Europeo. 

En las conversaciones para formar la nueva comisión perderá peso el presidente francés, Emanuel Macron, una vez su partido liberal fuera derrotado por la ultraderecha. Sánchez intentará que Teresa Ribera pase de ser vicepresidenta tercera del Gobierno español a vicepresidenta responsable de Energía y la transición verde en la Comisión. El futuro de Josep Borrell, alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Seguridad, está en el aire.

Cualquier recomposición del gobierno comunitario que pueda liderar Von der Leyen, que quiere repetir, deberá pasar por la aquiescencia del PP. Dentro de la familia conservadora, los populares españoles fueron superados por un solo escaño por el partido homólogo en Polonia liderado por Donald Tusk y por la democracia cristiana alemana.

Noticias relacionadas

Que en Europa puedan entenderse y votar juntos en los temas fundamentales estas tres familias políticas se contrapone frontalmente con lo que ocurre en España, donde pensar en un acuerdo de Gobierno entre PP, PSOE y hasta el PNV resulta, hoy por hoy, una utopía. Y, sin embargo, más del 50% de las leyes que se ejecutan en España son fruto, indirectamente, de los acuerdos comunitarios. Un cuarto grupo, los verdes, con 59 escaños logrados de los 720 que forman el Parlamento, suele ser el otro aliado en momentos puntuales. Forman parte del grupo verde Sumar y ERC. Estos sí, aliados del PSOE en Madrid.

En Europa hay y habrá entendimiento para seguir enfrentándose a los extremismos, al alza en varios países tanto por la derecha como por la izquierda. Aquello que en Bruselas es posible, en España no lo es. Así nos seguirá yendo.