Cuentas públicas

La Generalitat pedirá al FLA 8.600 millones en 2024, el 31% menos que en 2023

Natàlia Mas y Ricardo Mourinho (BEI).

Natàlia Mas y Ricardo Mourinho (BEI).

4
Se lee en minutos

La Generalitat prevé pedir al fondo de liquidez autonómica (FLA) un total de 8.642 millones de euros el año que viene, según las estimaciones del Ejecutivo comunicadas a los inversores y analistas. Esta cantidad es sustancialmente menor a los 12.605 millones firmados para 2023. En concreto supone el 31% menos.

Uno de los apartados que contribuyen al descenso es el déficit previsto, que asciende 284 millones, frente a más de 800 millones en 2023, pero es especialmente por la reducción en el volumen de vencimientos de deuda, préstamos y mecanismos de liquidez que, de casi 11.000 millones en 2023 pasa a 8.234 millones el ejercicio próximo.

La cantidad total para el ejercicio actual y el próximo pueden variar en función del préstamo a largo plazo solicitado al Banco Europeo de Inversiones (BEI) por un importe de 430 millones de euros, con mejores condiciones financieras que el FLA. Por ejemplo, una de las ventajas es que la Generalitat no tendrá que empezar a devolver fondos hasta cuatro años después de recibirlos y en 19 años en vez de los 12 del FLA. De la suma total ya ha recibido 180 millones tras firmar la 'consellera' de Economia con la entidad financiera europea este mismo lunes este primer tramo y está previsto que el resto, 250 millones, se sellen a lo largo de 2024.

Proyectos estratégicos

Estos fondos cofinanciarán proyectos estratégicos de diversos ámbitos, desde la investigación, el desarrollo y la innovación (I+d+i), al uso y gestión de algua, al digitalización, la eficiencia energética de los edificios públicos, la protección de la biodiversidad y la mejora en el acceso a los servicios de salud públicos de los grupos en situación de vulnerabilidad, entre otros.

La cantidad prevista para el año que viene con el FLA se reparte en 284 millones para cubrir el déficit previsto, equivalente al 0,1% del producto interior bruto (PIB); otros 8.642 millones para los vencimientos de deuda y el pago de intereses por los mecanismos de liquidez, como el FLA y 125 millones para otras necesidades.

Para 2023 se incluyeron finalmente 776 millones para cubrir el exceso de déficit en 2022, mientras que para el ejercicio próximo no se incorpora una cantidad para esa opción, es decir, para el desvío del desfase entre gastos e ingresos.

El instrumento de liquidez seguramente seguirá siendo el FLA (el fondo para las autonomías que incumplen los objetivos fiscales), en vez de la facilidad financiera (para las que cumplen) ya que la referencia es 2019 al haberse suspendido en la Unión Europea (UE) las reglas fiscales para 2020 y hasta 2023 por la pandemia. Y ese ejercicio, la Generalitat incumplió con el déficit, mientras que los dos ejercicios posteriores los cumplió.

En el apartado de repagos de deuda por parte de la Generalitat en 2024 destacan 6.990 millones de los mecanismos de liquidez del Estado, ente ellos el FLA, 289 millones en préstamos de bancos extranjeros, 607 millones de entidades financieras españolas y 32 millones de asociaciones público-privadas. Además constan 102 millones en bonos.

En el conjunto de la administración pública catalana, constan 128 millones en préstamos de banca extranjera, 47 millones de la española y 40 millones en asociaciones público-privadas.

Condonación

El pacto de los socialistas con ERC para la investidura de Pedro Sánchez prevé la condonación del 15% de la deuda del FLA, lo que supone 15.000 millones y el ahorro de 1.300 millones en intereses hasta 2035. A partir de ese ejercicio está previsto que la administración catalana se financie totalmente en los mercados, como sucedía hasta antes de 2012 y deje de tener deudas pendientes con el Estado, que en la actualidad es su principal acreedor con más de 80% del pasivo total.

El ejercicio actual, 2023, es el último en el que los vencimientos de deuda alcanza niveles más elevados, con 10.658 millones. En 2024 descenderá hasta 8.019 millones, según las estimaciones del Govern y seguirá a la baja hasta 2027, cuando volverá a superar los 8.000 millones, para luego continuar descendiendo hasta 2035.

Hace unos días, el Govern aprobó el techo de gasto den los presupuestos para 2024, que situó en un máximo de 36.684 millones, el 9,6% más que en el ejercicio actual, gracias al impulso experimentado por los ingresos procedentes de la liquidación del sistema de financiación autonómica de 2022.

Noticias relacionadas

La estimación de la cifra para 2024 ha contado esta vez con la dificultad de carecer de una estimación de ingresos por parte del Estado, algo que reclamó por carta la consellera de Economia, Natàlia Mas, a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El incremento efectivo de gasto respecto a este año es del 5,5%, lo que suponen 1.811 millones más, ya que se constituirá un fondo extraordinario de 800 millones inicialmente para normalizar el gasto desplazado sanitario, el que se traslada de un ejercicio al otro; y excluyendo también los intereses por la deuda.

Temas

PIB UE ERC Gobierno