GUERRA COMERCIAL

Japón y Países Bajos bloquearán la exportación de chips a China

Ambos países siguen los pasos de Estados Unidos y actuarán para perjudicar a Pekín en la producción de semiconductores, esenciales para el desarrollo de la industria tecnológica

Japón y Países Bajos bloquearán la exportación de chips a China
1
Se lee en minutos

Estados Unidos sigue ganando aliados en su guerra comercial contra China. Según ha adelantado Bloomberg, Japón y Países Bajos anunciarán en los próximos días un acuerdo para bloquear la exportación de semiconductores a Pekín, esenciales para el desarrollo de la industria tecnológica y militar, en un claro gesto para perjudicar el crecimiento económico del gigante asiático.

Esta alianza podría ser especialmente nociva para los intereses chinos. Y es que EEUU, Japón y Países Bajos son los tres países que más chips avanzados fabrican en el mundo y en el extranjero. Las empresas más potentes de esos países son los mayores productores de equipos para la fabricación de semiconductores. Así, La Haya prohibirá al gigante ASML Holding NV que venda a Pekín materiales como sus máquinas de litografía ultravioleta profunda y Tokio impondrá límites similares a Nikon Corp.

'Bloomberg' ha informado que funcionarios de esos tres países se encuentran reunidos en Washington, unas charlas que terminarán este viernes. Las fuentes del medio han apuntado que no se hará un anuncio público de esta nueva alianza contra China.

Guerra Fría tecnológica

La decisión de restringir a tres bandas el comercio tecnológico con China busca mermar su capacidad de fabricar semiconductores avanzados, esenciales para el desarrollo de armas inteligentes, sistemas de vigilancia y la electrónica de consumo. En los últimos años Pekín ha reforzado su posición en este mercado cada vez más importante para su crecimiento como superpotencia mundial.

Noticias relacionadas

Esa realidad inquieta profundamente a la Casa Blanca. Es por eso que el presidente estadounidense Joe Biden anunció el pasado septiembre que prohibía a las empresas del país exportar a China componentes clave para la fabricación de chips sofisticados. Aún así, esa decisión unilateral de Washington no gustó a muchas de esas compañías, que han denunciado que de esta manera se está dando alas a que empresas extranjeras de la competencia comercien con China, uno de los mayores mercados mundiales. Así, el negocio de esas empresas se vería perjudicado mientras que Pekín podría seguir abasteciéndose a través de otros países.

El anuncio de que Países Bajos y Japón se unirán a la Guerra Fría tecnológica de EEUU ya está perjudicando económicamente a las empresas afectadas de esos países. En las últimas horas, su valoración bursátil está cayendo, un efecto que también está golpeando a los principales fabricantes de chips chinos.