CONSUMO

Las rebajas de enero resisten al impacto de la inflación y se acercan a la 'normalidad'

Las tiendas han registrado un aumento del 39% de visitas a nivel nacional en la primera semana de descuentos respecto al año anterior y el gasto medio, físico y online, se mantiene entre 94 y 135 euros

Las rebajas de enero resisten al impacto de la inflación y se acercan a la 'normalidad'
4
Se lee en minutos

A pesar de una inflación del 5,7%, del euríbor desbocado y de la incierta coyuntura económica del fin del 2022, los españoles han recuperado la ilusión por salir a la calle y aprovechar las rebajas de enero. En la primera semana de descuentos, las tiendas han registrado un 39% más de visitas que en 2022, según las cifras que maneja el Esic, lo que explica la bajada de las ventas online.

Además, el gasto medio, entre online y físico, se sitúa entre 94 y 135 euros, una cifra cercana a los 99,34 euros de media registrados en 2019. Uno de los mejores termómetros de las rebajas son los resultados de El Corte Inglés: la compañía ha dado por finalizada la pandemia con un aumento de sus ventas del 10% respecto al año anterior. Según la Asociación Española de Consumidores, la Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía, la Comunidad Valenciana y Canarias han sido las comunidades con mayor afluencia de consumidores.

Los clientes han hecho un esfuerzo de gasto temporal en estas fechas navideñas que se ha reflejado especialmente en las firmas de moda y complementos, el sector por excelencia de las rebajas. “Han aumentado las ventas un 8% respecto al año anterior, pero aún seguimos por debajo de niveles prepandemia”, asegura el presidente de la Asociación Nacional de Moda Retail (Acotex), Eduardo Zamácola. Se debe, en parte, a que “las rebajas han sido menos agresivas que otros años porque había menos productos con menor precio”.

En el caso de Primark, sus ventas en Navidad y rebajas han registrado un repunte del 18% y sus ingresos han escalado un 17,7% hasta los 3.581 millones de euros. “El gasto de los consumidores ha demostrado ser más resistente de lo anticipado, lo que ha permitido una campaña navideña muy fuerte”, señalaron desde la cadena textil. Tendam ha experimentado el mismo optimismo en sus tiendas: “la campaña de Navidad y rebajas de 2023 ha tenido un buen comportamiento impulsado por la vuelta a ciclos comerciales normalizados”, explican desde la compañía.

No todo el gasto ha ido a parar al sector textil. Otros sectores, como el turismo y el ocio y la restauración se han sumado a los descuentos para aprovechar el tirón de las compras. En el caso del turismo, en diciembre registró un incremento interanual del consumo del 10% en diciembre y del 19% en la primera quincena de enero, mientras que el ocio y la restauración avanzaron un 27% y un 40%, respectivamente.

Se trata de un efecto en consonancia con el ‘boom’ de los viajes que han detectado las aerolíneas y hoteleras: según los datos recogidos por la plataforma de viajes online Kiwi.com, la tendencia de reservas de vuelos en España para viajar este año indica un incremento de aproximadamente un 267%.

Las rebajas tradicionales ganan al Black Friday

La clave de su éxito se sustenta en un Black Friday descafeinado y una campaña de Navidad mejor de lo previsto. “Durante los últimos años, las compras de productos durante las rebajas habían disminuido en consecuencia de la saturación de días de descuentos, como el Black Friday o el Cyber Monday”, explica el profesor especializado en márketing y retail del Esic Juan Carlos Alcaide, “como este año pasado no funcionaron tan bien, había demanda contenida”. Los buenos resultados también se deben a a “una moderación del alza de precios y una mayor alegría en la cartera del consumidor de lo que se preveía en el otoño del año 2022”, añade Alcaide.

De hecho, la campaña navideña había ocasionado una disminución de expectativas de cara a las rebajas de enero. Incluso la compañía de recursos humanos Randstad había estimado que la temporada de descuentos generaría cerca de 140.700 contratos, un 24,2% menos que el año anterior.

“Esperábamos que la campaña de rebajas fuese algo más floja, como así ha sido”, declaran desde la Confederación Española del Comercio, “se ha notado una mayor afluencia de clientes en los comercios durante las primeras dos semanas, pero después se ha vuelto a la normalidad”.

Noticias relacionadas

Y con la progresiva vuelta a la normalidad, se recupera la compra directa en tiendas físicas. “Sí podemos notar una mayor afluencia de personas a las tiendas, atraídas por la experiencia de compra y el valor añadido que supone la venta física, pero sin duda las compras online siguen creciendo y es una tendencia al alza”, explican desde la Confederación Española del Comercio.

Zamácola apunta que la venta online ha descendido desde el 20% registrado desde 2020 a situarse entre el 12 y el 14% este año. “La venta online ha seguido creciendo de una manera más moderada y ha sido significativo el incremento de tráfico físico en las tiendas, que indiscutiblemente va asociada a esa necesidad de socialización”, aseguran desde Tendam.