Resultado de 2022

El Sabadell se dispara en bolsa tras ganar el 62% más y elevar al pago al accionista

El banco anuncia una reducción de comisiones tras ganar 859 millones por el alza de los tipos y los menores gastos y provisiones

El Sabadell se dispara en bolsa tras ganar el 62% más y elevar al pago al accionista
3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar

El Sabadell ganó 859 millones de euros el año pasado, un 61,9% más que en 2021 y su mayor resultado desde la burbuja inmobiliaria (908,39 millones en 2006). El aumento del beneficio vino impulsado por la mejora de ingresos propiciada por el alza de tipos de interés y el incremento de la cartera de crédito, así como por las menores provisiones para afrontar futuras pérdidas crediticias y por la reducción de costes tras el incremento extraordinario para financiar los ajustes de plantilla del año anterior. Sus acciones se han disparado un 10,98% en bolsa por los resultados y el anuncio de un mayor pago a los accionistas.

El banco, así, ha superado un año antes de lo previsto los objetivos que se había fijado para 2023, lo que le ha permitido incrementar el porcentaje del beneficio que dedica a remunerar al accionista hasta el 50%, frente al 31,8% de 2021 y el "mínimo del 40%" que anunció en octubre. Con ello, se equipara a la práctica más extendida en el sector y deja atrás las mayores retenciones de ganancias que tuvo que hacer para capitalizarse tras los problemas que sufrió en 2020. El consejo ha propuesto un dividendo en efectivo de 0,02 euros por acción y la recompra de 204 millones de euros en títulos. Sumado al dividendo de 0,02 euros de diciembre, da lugar a 0,04 euros por acción, frente a los 0,03 de 2021.

Su consejero delegado, César González-Bueno, ha afirmado "mirar con más optimismo este año y el que viene", gracias a que las previsiones económicas están "claramente mejorando" y al efecto de la subida de tipos, que según las estimaciones del mercado no comenzarán a bajar suavemente hasta 2024. El ejecutivo ha adelantado que tiene la intención de rebajar las comisiones que cobra a los clientes, ya que es "lo que menos gusta", pero ha venido a descartar que vaya a elevar de forma sustancial la remuneración de los depósitos. "No es la alternativa más atractiva", ha defendido antes de apuntar que fomentará la contratación de fondos de inversión garantizados.

Filial británica

El banquero, asimismo, ha estimado que el 'impuesto' a la banca impulsado por el Gobierno costará unos 170 millones de euros a su entidad este año. Según sus previsiones, sus ingresos básicos (margen entre los intereses cobrados a la clientela y los pagados para financiarse) crecerán entre el 15% y el 20% gracias al alza de tipos, aunque también lo harán las provisiones para afrontar pérdidas (entre el 8% y el 10%) por el previsible ligera alza de la morosidad, que todavía no ha comenzado a producirse. 

El banco logró mejorar sus resultados del año pasado pese a que en el último trimestre tuvo que afrontar una sanción de 57 millones de euros por la problemática migración de la plataforma tecnológica de su filial británica TSB de 2018, que tuvo un impacto de 25 millones en las cuentas del grupo ya que se vio parcialmente compensada en 32 millones por las indemnizaciones de seguros. La unidad el Reino Unido aportó 87 millones de beneficios al Sabadell, un 26% menos

La morosidad del grupo bajó del 3,65% al 3,41%, mientras que el capital aumentó del 12,22% al 12,54%. La eficiencia (relación entre ingresos y gastos, mejor cuanto más baja) pasó del 55,33% al 45,12%, tras el ajuste de plantilla extraordinario de 2021. El único ratio en el que el banco va retrasado respecto al sector es en la rentabilidad sobre el capital, pese a que subió del 4,05% al 6,31%

Menos gastos y provisiones

Los margen de intereses se situó en 3.799 millones de euros, un 10,9% más, gracias al incremento de los créditos (0,8%) y, sobre todo, al creciente impacto de las subidas de los tipos oficiales. Las comisiones y la aportación de las operaciones financieras crecieron menos, con lo que los ingresos totales se situaron en 5.180 millones, 3,1% más. 

Noticias relacionadas

Los costes bajaron un 12,8%, hasta los 2.883 millones, tras el gasto extraordinario de 320 millones de 2021 por la reducción de plantilla. Sin ese impacto, también habrían bajado un 3,5%, pese al alza de la inflación, gracias a los "ahorros en gastos de personal derivados de los planes de eficiencia, así como por el esfuerzo en la reducción de los gastos generales".

Las provisiones también descendieron tras el esfuerzo extraordinario de la pandemia (-15,7%, hasta los 1.032 millones), lo que llevó a un incremento del resultado antes de impuestos del 100,4%, hasta los 1.243 millones. El mayor pago del tributo de sociedades por la mejora del beneficio explica que el resultado final creciese menos, el 61,9%, hasta los citados 859 millones.