PERSPECTIVAS

Los ejecutivos españoles prevén que la inversión disminuya en 2023 por primera vez desde la pandemia

Según el informe 'Pulso de la Mediana Empresa Española', elaborado por la consultora Grant Thornton, los directivos perciben que la economía retrocederá en los próximos meses, en línea con lo que pronostican varias casas de análisis

Los ejecutivos españoles prevén que la inversión disminuya en 2023 por primera vez desde la pandemia

Imagen de archivo / Pixabay

3
Se lee en minutos
C. López

Las perspectivas de inversión de los directivos españoles disminuyen por primera vez en dos años en 2,3 puntos y rompen de esta forma la tendencia de crecimiento, únicamente rota en 2020 por el impacto de la pandemia, según el informe Pulso de la Mediana Empresa Española, elaborado por la consultora Grant Thornton. Los directivos españoles perciben que la economía retrocederá en los próximos meses, en línea con lo que pronostican varias casas de análisis, y que se produzca una pequeña recesión. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio que se lleva elaborando más de diez años mediante preguntas a empresas medianas de entre 50 y 500 empleados qué elementos van a impulsar a sus compañías (Perspectiva de Negocio) y cuáles limitará su crecimiento (Barreras) en los próximos doce meses. Con estos datos, los analistas de Oxford Economics han creado un índice que mide la salud de la mediana empresa española semestre a semestre, en una escala de +50 (escenario perfecto) a -50 (escenario grave).

En esta edición del estudio, que calcula la salud de las empresas medianas a partir de la media entre las perspectivas y barreras para el crecimiento percibidas por 10.000 ejecutivos de 29 países, 400 de ellos en España, está marcada por un menor optimismo en torno a la recuperación económica y un descenso muy significativo en las barreras y costes de las empresas. El índice en España se sitúa en el primer semestre de 2022 en 1,8 puntos. Este nivel mejora en 1,5 con respecto al segundo semestre de 2021 como consecuencia del elevado descenso en las barreras de negocio y se coloca en una posición destacada, a 2,4 puntos por encima de la media europea y global, ubicadas ambas en el -0,6.

La mediana empresa prevé menos nubarrones en el futuro de la economía y tiene confianza en el futuro, pero se mantiene prudente. Las expectativas de crecimiento de negocio disminuyen como consecuencia del descenso en el nivel de optimismo de los empresarios en España, si bien en el conjunto de Europa se el comportamiento de esta variable es peor. Las barreras para hacer negocios también disminuyen de forma pronunciada y los directivos consultados por Grant Thorton también señalan que tienen una menos preocupación por la incertidumbre económica y los costes de energía y transporte.

La única variable de Perspectivas de negocio que ha crecido en España respecto al anterior informe es la de previsiones de precios, que sube dos puntos hasta alcanzar los 53 puntos. Aun así, la percepción sobre la coyuntura económica se mantiene en un nivel plano, con lo que los directivos esperan que el panorama económico actual continúe en términos parecidos durante los próximos meses. "A pesar de que el tejido empresarial español se está viendo afectado por la inflación, el aumento en el precio de la energía o las consecuencias de la guerra de Ucrania y la pandemia, las medianas empresas están mostrando por el momento una gran fortaleza, liderazgo y resiliencia con las que están haciendo frente a estos importantes retos”, señala Ramón Galcerán, presidente de Grant Thornton.

Guerra en Ucrania e inflación

Si en el segundo semestre de 2021, la salud de la mediana empresa en España había empeorado debido al ambiente de cautela de los directivos en torno a la recuperación económica y al aumento de precios, en esta edición del informe este índice se ve afectado por factores como la guerra de Ucrania y un desbocado nivel de inflación situada en el 6,8% durante el mes de diciembre, con especial incidencia en los precios de la energía y de las materias primas.

Noticias relacionadas

Estos factores han dado como resultado que los directivos consultados por Grant Thornton contengan sus perspectivas de recuperación a un nivel más moderado que en el pasado semestre, aunque los empresarios han dejado atrás el pico de preocupación por los costes de la energía, transporte, laborales, etcétera y expresan una menor inquietud.

Por el contrario, la única barrera que presenta peores indicadores con respecto al segundo semestre del año anterior es la de los costes de regulación y trámites administrativos, que empeora un punto. El resto de los indicadores mejoran sustancialmente en esta oleada, produciendo una reducción general de seis puntos en las barreras empresariales. Este buen comportamiento difiere de la media europea, donde las barreras aumentan en esta oleada en 1,1 puntos.