Coyuntura

La actividad empresarial de la eurozona crece en enero tras seis meses de caídas

"La zona podría salvarse de la recesión" concluye el indice PMI tras la encuesta a gestores de compras de compañías europeas

La actividad empresarial de la eurozona crece en enero tras seis meses de caídas
3
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez

Las señales de relativo optimismo en la actividad económica van llegando a los nuevos indicadores. Así, la encuesta periódica que la agencia S&P realiza entre los gestores de compra de compañías muestra que la actividad empresarial de la zona euro ha aumentado ligeramente en el mes de enero, "señalando un regreso vacilante al crecimiento después de seis meses de declive". Así, el avance sobre el Índice de Gestores de Compra (índice PMI por la sigla en inglés del 'Purchasing Manager Index') relativo a la zona euro, señala la primera expansión de la actividad empresarial desde junio pasado, aunque de forma muy leve.

"Una estabilización de la economía de la zona euro en el primer mes del año se suma a los indicios de que la región podría salvarse de la recesión", interpreta el economista jefe de S&P de Global Market Intelligence, Chris Williamson, corriendo ahora el sentir general de las previsiones que hasta hace un mes veían de forma casi unánime una recesión en la economía europea por el impacto de la guerra en Ucrania. La encuesta que subyace bajo el indicador PMI sugiere que la actividad empresarial pudo haber tocado fondo en octubre pasado. Desde entonces se ha asistido a la reducción de los precios energéticos y se han reducido las tensiones en las cadenas de suministro, beneficiando especialmente a los productores en Alemania. Además, la reapertura de la economía china también ha contribuido a renovar la confianza en las perspectivas mundiales para 2023, impulsando el optimismo empresarial que mide el PMI. "No obstante - advierte Williamson con cautela- la región aún no está de ningún modo libre de dificultades", ya que la demanda sigue disminuyendo y el incremento en los precios de venta seguirá dando argumentos a los partidarios de endurecer la política monetaria con subidas en los tipos de interés.

La encuesta a gestores de compra de la zona euro realizada entre 12 y el 20 de enero muestra que, si bien, los costes de producción anotan el ritmo más lento de incrementos desde abril de 2021, los precios cobrados al cliente por los productos y los servicios (inflación) están aumentando en enero a un ritmo más que intenso que en diciembre. "La sostenida presión al alza en los precios de venta refleja en parte los esfuerzos por recomponer los márgenes de beneficios", tras haber tenido que asumir costes históricamente altos de energías y materias primas y un encarecimiento de los costes de personal, añade el informe.

Noticias relacionadas

En concreto, el índice PMI Compuesto de la Actividad Total la Zona Euro, publicado este martes por S&P Global se sitúa en enero en 50,2 puntos (49.3 en diciembre). Cuando este índice se sitúa por encima de 50 puntos indica crecimiento de la actividad empresarial; si se sitúa por debajo, contracción.

En concreto, el informe PMI de enero refleja "una intensa mejora del optimismo con respecto a los próximos doce meses", tanto en el sector manufacturero como en el de servicios. Pese a que los nuevos pedidos volvieron a caer por séptimo mes consecutivo, el declive fue más reducido. Además, los plazos de entrega de los proveedores han dejado de empeorar, con caracter general, o han mejorado en el caso de algunos países, como Alemania. Por su parte, tanto los stocs de materias primas como de productos terminados ha caído por primera vez en 16 y 8 meses respectivamente. Las empresa respondieron a la mejora de las expectativas con el mayor aumento de la contratación de los tres últimos meses. En resumen, "la encuesta aporta sin lugar a dudas bienvenidas noticias que sugieren que, de producirse una desaceleración, probablemente esta sería mucho menos aguda que lo que se temía anteriormente y que quizás la recesión pueda evitarse por completo"