SECTOR INMOBILIARIO

La mayor gestora del mundo incrementa su posición en la española Merlin Properties

  • Blackrock ha pasado de contar con una posición del 3,99% al 5%, valorada en 213 millones de euros

  • La gestora no revela al precio medio al que ha ampliado, pero al de mercado supone una inversión de más de 43 millones

La mayor gestora del mundo incrementa su posición en la española Merlin Properties
3
Se lee en minutos

La mayor gestora de activos a nivel mundial, la estadounidense Blackrock, ha ampliado su posición en la inmobiliaria Merlin Properties. Según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el tercer máximo accionista de la Socimi liderada por Ismael Clemente ha pasado de contar con una participación del 3,996% al 5,009%, lo que supone pasar de 18,77 millones de acciones a contar con 23,53 millones.

En el escrito, Blackrock no revela el precio medio al que ha cerrado la ampliación de su posición. Al actual, 9,08 euros por acción a cierre de la sesión de mercado de ayer, la posición previa estaba valorada en 170 millones de euros y ahora en 213 millones. Esto significa que podría haber invertido en torno a 43 millones. La Socimi capitaliza 4.265 millones de euros, de los que alrededor del 33% está controlado por los accionistas de referencia.

La compra de acciones se ha llevado a cabo a través del mercado, no a otro accionista. A pesar de que la gestora tiene sede en Nueva York, la operación se ha cerrado desde Londres el pasado viernes 25 de noviembre, aunque no ha sido hasta este lunes cuando han avisado al regulador.

La gestora controla el 4,662% del accionariado a través de acciones, mientras 0,347% restante lo hace a través de instrumentos financieros. Esto implica que ha cambiado instrumentos por participaciones porque antes tenía un 0,853% en el primero, mientras solo contaba con el 3,143% en acciones.

Blackrock se mantiene como el tercer máximo accionista de una de las dos mayores inmobiliarias españolas cotizadas en el Ibex-35. Banco Santander cuenta con el control del 22,2%; mientras el empresario Manuel Lao dispone del 6,27%, a través de su vehículo de inversión Nortia Capital.

Comportamiento de la acción

En los últimos meses, la acción de Merlin Properties ha vivido una gran volatilidad. El 4 de abril de este año alcanzó su precio más alto desde la caída de la Covid-19, en 11,11 euros por acción. En las semanas posteriores llegó a caer cerca de un 35%, tocando los 7,25 euros el 28 de septiembre. Desde ese punto se ha recuperado moderadamente por encima de los 9 euros.

Por el medio de todo esto, la dirección encabezada por Clemente y con el respaldo del Consejo de Administración, la cotizada repartió tres dividendos: uno de 0,25 euros en mayo, otro de 0,20 que se entregará en diciembre y uno de 0,75, considerado extraordinario por ser el 50% de la plusvalía obtenida por la venta de la cartera de sucursales bancarias de BBVA. En los últimos meses, Merlin ha ofrecido un retorno de 1,12 euros por cada acción, que supone una rentabilidad bruta del 13% solo con el cobro de los dividendos.

¿Qué opinan los analistas?

En junio de este año, Juan Moreno, analista de Bankinter, apuntaba un precio objetivo para las acciones de Merlin de 10,7 euros. "Aunque cotiza con un descuento del -35% frente a su valoración de activos (NAV 16,11€/acción), los riesgos son a la baja en los próximos trimestres. Mantenemos recomendación neutral", señalaba.

También a cierre del primer semestre, Renta4 explicaba que "el buen desempeño operativo, con crecimiento de todas las métricas financieras y operativas clave, junto a la revisión al alza del valor de los activos y la mejora de guía en cuanto a la generación de caja, debería recogerse de forma positiva en cotización".

Gráfico de Merlin Properties / TradingView


Eduardo Bolinches, analista de Invertia, recomienda no invertir en Merlin en el corto plazo, hasta que su precio no supere los 9,20 euros por acción, que está ejerciendo como resistencia.

Resultados de Merlin

Noticias relacionadas

Durante los primeros nueve meses del año, Merlin Properties logró unos ingresos de 340,9 millones de euros, un 7,6% más que en el mismo periodo de 2021. Su ebitda (beneficio de explotación) creció un 17%, hasta los 249,4 millones; mientras su beneficio lo hizo un 122,9%, hasta los 567,1 millones. Que el beneficio sea superior a los ingresos es porque computan en positivo el cambio de valor de sus activos.

Entre las inversiones y desinversiones de 2022, destaca la venta de su cartera de sucursales comerciales de BBVA, recompradas por la propia entidad por cerca de 2.000 millones de euros, además de cuatro edificios de oficinas, una participación minoritaria de otro y un local comercial.