SECTOR INMOBILIARIO

La catalana Renta Corporación se alía con el fondo de pensiones holandés APG para invertir 250 M en residencias de ancianos

  • Wellder Senior Asset Socimi será el nuevo vehículo, participado en un 97% por capital holandés

  • Renta Corporación se encargará de la compra o construcción de las residencias 

La catalana Renta Corporación se alía con el fondo de pensiones holandés APG para invertir 250 M en residencias de ancianos
3
Se lee en minutos

Nueva alianza en el sector de las residencias de ancianos. El fondo de pensiones holandés APG y la inmobiliaria catalana Renta Corporación invertirán de forma conjunta 250 millones de euros en desarrollar una plataforma de estos activos destinados a la tercera edad. El vehículo de inversión estará participado en un 97% por el fondo extranjero y en un 3% por la compañía española. Según han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la nueva sociedad de inversión inmobiliaria (Socimi) contará con un capital inicial comprometido de 125 millones de euros. Con un apalancamiento del 50%, podrán alcanzar el objetivo de inversión de 250 millones. El nuevo vehículo tendrá el nombre de Wellder Senior Asset.

Wellder comprará y desarrollará residencias en localidades de más de 100.000 habitantes. Estas tendrán una superficie entre 4.000 y 7.500 metros cuadrados y entre 80 y 140 camas por cada centro.

Renta Corporación será el encargado de gestionar la Socimi en exclusiva. Entre las tareas encomendadas a la inmobiliaria presidida por Luis Hernández de Cabanyes está la de dirigir íntegramente de todo su negocio y llevar a cabo el programa de compras y construcción de las de residencias de mayores hasta su puesta en marcha. La intención de Wellder Senior Asset es desarrollar su negocio en las principales ciudades españolas. En la comunicación al regulador, Renta asegura que "percibirá comisiones recurrentes vinculadas a la compra y al desarrollo de los activos inmobiliarios en los que invierta Wellder así como por la gestión de este vehículo".

Esta nueva línea de negocio es muy diferente a lo que tradicionalmente ha desarrollado la inmobiliaria catalana. La mayoría de su foco lo ha tenido en comprar, rehabilitar y vender edificios en Barcelona y Madrid. Sin embargo, no es la primera alianza con el fondo APG. Ambos socios cuentan con la Socimi Vivenio, en la que dieron entrada al fondo australiano Aware. En este vehículo de inversión en vivienda en alquiler quieren comprar edificios por valor de 1.500 millones de euros en Madrid y Barcelona.

¿Cuáles son los grandes fondos que invierten en residencias de ancianos?

El mercado de las residencias de ancianos ha vivido, en los últimos años, la entrada de grandes fondos de inversión nacionales e internacionales. Los dos grandes vehículos son Healthcare Activos y Adriano Care. El primero cotiza en Euronext Access de París y está participado por cinco grandes fondos institucionales: el fondo soberano de Abu Dabi, Nationale-Nederlanden, el fondo de pensiones de los transportes de Londres y del condado de Durham y Nippon Life. A cierre de 2021, esta compañía contaba con 24 residencias, cinco policlínicas, dos centros sociosanitarios y dos hospitales, con un valor de mercado de 367,9 millones de euros.

Adriano Care está gestionado por la gestora española Azora y cotiza en BME Growth. En su accionariado figuran varias mutualidades. A cierre de junio de 2022, el vehículo suma 22 residencias y 2.875 camas, principalmente ubicadas en Galicia, Castilla y León, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana. Adriano Care anunció, en sus últimos resultados, que ultima la compra de más activos para completar su objetivo total de inversión.

Noticias relacionadas

Cofinimmo es un operador belga que también cuenta con numerosos activos en España. Según figura en su página web, suman 3.375 camas, valoradas en 304 millones de euros. La compañía cotizada dispone de residencias operativas en Barcelona, Bilbao, Navarra, Castellón, Cartagena y Utrera.

Inversión en residencias de mayores

Según un informe de la consultora JLL publicado a principios de mes, España es el cuarto país más longevo del mundo y podría alcanzar el primer puesto hacia 2040. Este factor, sumado a la existencia de pocas residencias, ha impulsado la inversión en este segmento del inmobiliario. Según la Organización Mundial de la Salud, el ratio recomendado es de 5 camas en residencias por cada 100 personas mayores de 64 años, pero en España solo hay 4,18.Para cumplir con el ratio recomendado por la OMS, España debe construir 13.700 plazas adicionales a las que ya están en desarrollo. El mercado necesitaría crecer en 115 residencias de ancianos y 120.000 plazas entre 2025 y 2035. La inversión durante los primeros nueve meses del año ha alcanzado los 389 millones de euros. "Más allá de principales ciudades como Madrid y Barcelona, continúa creciendo el apetito inversor por otros mercados como Alicante, Asturias, Baleares, Málaga, Salamanca, Vizcaya o Valladolid", señalan desde JLL. El 55% de esta inversión ha sido llevada a cabo por Socimis, principalmente las antes mencionadas.