ALIMENTACIÓN

Corea del Sur, el nuevo 'Dorado' para los exportadores de jamón y carne ibérica: "Lo consideran gourmet"

Feria Food & Hotel Seoul

Feria Food & Hotel Seoul / INTERPORC

  • Se ha convertido en el tercer mercado asiático en 2021, por detrás de China y Japón, según la Dirección General de Comercio Internacional

  • El precio de la paleta de cerdo puede llegar a costar el doble que en España

  • "El interés de los coreanos por España, nuestra cultura y la gastronomía impulsan la demanda", dicen en la Dirección

4
Se lee en minutos

El jamón ibérico es un manjar único en el mundo. Delicado, sabroso sin llegar a ser salado, suave, sutil y duradero en el paladar. Un producto inigualable que tiene adeptos en todas las latitudes. En España, esto se conoce bien, pero en otras regiones se está empezando a descubrir. El año pasado, China gastó 13,4 millones de euros en ibérico y Japón 1,6. Sin embargo, estos dos países no son los únicos que han descubierto el tesoro de la bellota. Corea del Sur se ha convertido en uno de los últimos países que ha incorporado el jamón a su dieta y, desde 2011, ha ido escalando sus exportaciones hasta situarse como el tercer mercado asiático entre los amantes del jamón. Aún tiene mucho por descubrir de este producto, pero el año pasado ya se vendieron 760.000 euros por parte de empresas españolas, según las estadísticas de la Dirección General de Comercio Internacional.

"El jamón de gama alta es considerado gourmet por aquellos consumidores coreanos que conocen el producto, que son cada vez más, pero todavía un grupo minoritario de la población", responden a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA desde esta Dirección General. Este diario ha contactado con Joselito S. A. y con el Grupo La Corralina, para conocer de primera mano cómo es el viaje que multiplica el precio del jamón y la carne ibérica, ya que allí su precio se duplica.

"El mejor jamón del mundo"

Jamón gran reserva./ Joselito


Seis generaciones desde 1868 avalan el lema de "el mejor jamón del mundo", que pertenece a la empresa cárnica Joselito. Este matadero, ubicado en Jabugo (Huelva), elabora una de las mayores joyas de nuestra gastronomía. Chefs de alta reputación y estrellas Michelín, como Ferrán Adrià o Yannick Alléno, han certificado esta realidad después de conocer el jamón que se prepara en la dehesa. "Exportamos a Corea desde hace muchos años", comenta Jesús García, manager internacional de Joselito.

García explica que ha aumentado la compra por parte del mercado asiático pese a los costes sobrevenidos por la propia exportación: "Primero, el precio del transporte en avión encarece 10 euros el kilo de jamón. Si a esto se le suman impuestos, márgenes o distribución, el producto finalmente se vendería al doble de precio que en España", estima el manager.

Sin embargo, no todas las empresas que exportan a Corea del Sur ofrecen el mismo producto y otras compañías trabajan con añadas más jóvenes o con menor porcentaje de bellota. Desde la Dirección General de Comercio Internacional han realizado un estudio para saber cuál es el precio medio del jamón en Corea. Para comprobar este dato se analiza la cadena de supermercados (Lotte) y el mayor mercado electrónico de Corea B2C (Coupang). Finalmente, llegaron a la conclusión de que el jamón ibérico alcanza un precio medio de 29,49 euros por cada 100 gramos en la primera y de casi 35 euros en el segundo.

Aunque esto puede parecer un negocio redondo, no todo es tan fácil. Desde la llegada del covid-19 y desde que estalló la guerra en Ucrania, se ha encarecido el precio del combustible y por consecuencia el transporte del producto "entre un 20 y un 30 por ciento", explican a este diario desde Comercio Internacional. Aun así, Joselito reconoce que sus ventas "se han mantenido pese al aumento de costes e incluso han aumentado", explican.

"El interés de los coreanos por España, nuestra cultura y la gastronomía impulsan la demanda de este producto", justifican desde la Dirección General de Comercio Internacional. Asimismo, la pandemia ha generado un "cambio de hábitos" que también ha contribuido a "estimular la demanda de este tipo de alimentos", por lo que vaticinan que la demanda del jamón ibérico aumente con el paso de los años.

Carne ibérica destino Corea

Corte de jamón/ La Corralina


La relación entre Corea y el Grupo La Corralina comenzó cuando un comercial del país asiático visitó los mataderos salmantinos. Desde ese momento, el distribuidor coreano se encarga de recibir y seleccionar la carne ibérica que sale desde Salamanca hasta la península más oriental del continente asiático.

"Normalmente, yo lo que mando son contenedores de 40 pies -unos 12 metros-. Tardamos una semana y media en prepararlos. La carne se mata en Béjar (Salamanca), se enfría, se refrigera, se envasa, se etiqueta y se preparan para enviar 22 toneladas por cada contenedor", explican Gemma Corral y Curro Calvo, propietarios de la empresa. Desde entonces, el producto tiene un camino en barco de 40 días hasta Corea.

Una vez allí, el comercial coreano descongela y acondiciona la carne ibérica para distribuirla principalmente a restaurantes, aunque una parte también se vende a particulares. A diferencia de España, en la gastronomía coreana la carne se sirve cruda para que el cliente la prepare a su gusto en los 'bulgogi', las barbacoas típicas del país.

Noticias relacionadas

"Este proceso y el viaje dejan una diferencia de precio en la carne ibérica de 10 a 50 euros por pieza", sostiene el propietario. Aunque también reconoce que, debido a la escasez de contenedores en China a causa de la pandemia, el precio ha aumentado hasta 3.500 euros aproximadamente por cada vagón que se envía, lo que reduce los márgenes del Grupo La Corralina considerablemente.

Curro Calvo reconoce que "se trabaja con muchas garantías", gracias a las "cartas de crédito del banco coreano" y se lleva mucho control del producto. Por lo que, tanto el distribuidor como el mercado coreano, parten seguros en ese largo viaje a la otra punta del mundo.