Crisis energética

España aventaja a Francia en crecimiento, pero también en paro e inflación

La economía francesa conserva peores expectativas que la española en déficit y deuda pública

España aventaja a Francia en crecimiento, pero también en paro e inflación
4
Se lee en minutos

Francia está viviendo la primera gran ola de movilizaciones en la Unión Europea contra los efectos de la inflación, y ello a pesar de ser el estado miembro con menor tasa de evolución de los precios dentro de la zona euro (el 6,2% en septiembre). Una comparación entre las economías francesa y española sitúa a esta última en tasas más altas en crecimiento económico, pero también en inflación y paro.

Crecimiento del PIB

La economía francesa sorprendió en el segundo trimestre con un crecimiento del 0,5%, por encima de lo esperado, que llevó al 4,2% la tasa anual de crecimiento del PIB. La economía española también sorprendió al alza, y con unos niveles superiores a los franceses. El PIB español creció el 1,1% en el segundo trimestre, con una tasa anual del 6,3% (respecto al mismo periodo de 2021. Francia sin embargo ya puede presumir de haber recuperado el nivel de PIB previo al estallido de la pandemia, algo para lo que España tendrá que esperar hasta la primera parte de 2024, según las últimas predicciones del Banco de España y de la autoridad fiscal Airef.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía francesa crecerá el 2,5 este año y el 0,7% el próximo. Las perspectivas de crecimiento económico para los próximos meses se han deteriorado significativamente y, según el servicio de estudios Caixabankresearch ha aumentado notablemente el riesgo de que la actividad pueda caer en el primer trimestre de 2023. Para España, las previsiones del FMI apuntan a tasas del 4,3% y del 1,2% para cada uno de estos dos ejercicios, las más elevadas entre las mayores economías de la zona euro. La Airef no descarta algún episodio transitorio de crecimiento negativo, que podría darse en el cuarto trimestre de 2022.

Inflación

Francia despunta como el país de la zona euro con menor tasa de inflación. En septiembre bajó hasta el 6,2%, tras el pico del 6,8% anotado en julio. Estas tasas contrastan con la media del 10% anotada en la zona euro y se sitúa por debajo del 9,3% en que se situó el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) en España en septiembre (el 8,9% en tasa no armonizada), tras haber llegado al 10,7% en julio.

En la mejor evolución de la inflación en Francia tiene mucho que ver que su dependencia del gas es de las menores entre las grandes economías de la UE. El consumo de gas representa en torno al 20% del consumo final de energía y en la generación de electricidad apenas se emplea un 7% de gas (frente al 48% de Italia o el 17% de Alemania), mientras que la energía nuclear genera casi el 67% de la electricidad. Sin embargo, tal como subraya Caixabankresearch, la generación de energía nuclear no pasa por su mejor momento. De un lado, Francia está sufriendo la peor sequía desde los años sesenta, lo que hace peligrar la refrigeración de los reactores nucleares, factor imprescindible para el funcionamiento de las centrales nucleares. De otro, casi el 50% de las centrales nucleares se encuentra fuera de funcionamiento, bien por cierres planificados por tareas de mantenimiento, bien por problemas en los reactores. En consecuencia, la dependencia de Francia del gas ruso se ha incrementado en los últimos meses, aunque sigue lejos de lo que representa en Italia y Alemania.

Paro

Otra cuestión en la que España aventaja a la Francia, en sentido negativo, tiene que ver con el mercado de trabajo. En Francia, la tasa de paro se situó en agosto en el 7,3% de la población activa, según datos de Eurostat que sitúan en 2,23 millones la cifra de parados en el país vecino. España, sin embargo, se mantiene como el país con mayor tasa de paro de toda la Unión Europea (12,4%) -por delante del 12,2% de Grecia- con una cifra de parados en el entorno de los 2,9 millones de personas. El paro juvenil alcanza una tasa del 16,5% en Francia, mientras que en España se eleva al 26,5%.

Déficit y Deuda

Noticias relacionadas

Francia cerró 2021 con un déficit del 6,5% del PIB. El FMI prevé que el déficit francés bajará al 5,1% en 2022 para volver a subir al 5,6% en 2023. Las cuentas públicas española también sufren de un déficit elevado, pero no tanto como las francesas. El déficit público español se situó en el 6,9% del PIB en 2021 pero el FMI prevé que bajará al 4,9% en 2022 y al 4,4% en 2023.

En cuanto al nivel de deuda, Francia cerró 2021 con un nivel del 112,9% y el FMI prevé que cederá hasta el 111,8% en 2022 antes de volve a repuntar hasta el 112,5% en 2023. En el caso de España, el FMI prevé que el nivel de deuda de 118,4% del PIB en 2021 cederá hasta el 113,6% en 2022 y el 112% en 2023.