Presupuestos de 2023

La recaudación fiscal crecerá el 7,7% gracias a las subidas a empresas y patrimonios altos

La partida de otros ingresos fiscales, que incluye nuevos gravámenes como el de banca y energéticas, registra un alza de más del 19,8%

La recaudación fiscal crecerá el 7,7% gracias a las subidas a empresas y patrimonios altos
4
Se lee en minutos
Agustí Sala

Los ingresos por impuestos registrarán el año que viene un crecimiento del 7,7%, hasta 262.781 millones; muy por encima del estimado para la economía (2,1%) como consecuencia y por el impulso de las nuevas figuras tributarias como la que gravará los ingresos extraordinarios de la banca, los de las energéticas. Los aumentos fiscales a los patrimonios de más de tres millones de euros no se han incorporado porque los ingresos están "afectados" a partidas relacionadas con los efectos de la guerra de Ucrania que aún no están decididos.

A pesar de que se prevén rebajas para las rentas medias y bajas en el IRPF y a las pymes y autónomos, el Ejecutivo espera aumentar su recaudación en 3.144 millones de euros en dos años (2023 y 2024) como una mayor carga a las rentas del capital de más de 200.000 euros en el IRPF. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que a pesar de que algunas medidas se tramitan mediante otro proyecto de ley que prevé que esté aprobado antes de acabar el año, una parte de los ingresos se han incluido en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023, que han entrado este jueves en el Congreso.

De hecho, todos los tributos registrarán incrementos muy por encima del crecimiento del producto interior bruto (PIB), con el 7,7% el IRPF, hasta 113.123 millones o el de Sociedades, con un alza de la misma proporción, hasta 28.519 millones; o el IVA, con un alza del 5,9%, hasta 86.093 millones o los impuestos especiales, que gravan el tabaco, la cerveza o los carburantes, con un aumento del 8,2%, hasta 22.287 millones.

En este punto destaca el gravamen sobre la electricidad, que registrará un crecimiento de ingresos de 1.364 millones, con un aumento del 568,4%.

El mayor incremento se produce en el apartado de otros ingresos tributarios, que se situarán en 12.759 millones, lo que supone un alza del 19,8%.

En el IRPF, el crecimiento de los ingresos será consecuencia del aumento en la renta bruta de los hogares al elevarse salarios y pensiones. Se prevé que la renta bruta de los hogares experimente un crecimiento de alrededor del 6% en 2023, unos dos puntos menos que en este año. En las rentas del trabajo (básicamente salarios y pensiones) la desaceleración será menor (alrededor de un punto).

Sociedades

El aumento en Sociedades se apoya en el aumento de los beneficios alrededor de un 4,5% y un importe de devoluciones realizadas similar al de 2022. A ello hay que sumar el impacto positivo del tipo mínimo (vigente desde este año, pero que se hará efectivo en los ingresos al presentar la declaración anual de 2022 en julio del año que viene) y de la limitación en la compensación de pérdidas en los grupos (con efecto en los pagos fraccionados que se hagan en 2023 y, posteriormente, en la declaración de 2023 a presentar en 2024).

En el caso del IVA, el aumento del 5,9% se basa en una previsión para el gasto final sujeto con un alza entorno al 6%. "Esta evolución sería coherente con la hipótesis de desaceleración con la que está configurado el escenario macroeconómico, en particular en el caso del gasto en consumo de los hogares y, sobre todo, en términos nominales".

Todo ello se produce después de un 2022 en el que los ingresos tributarios alcanzarán la cifra de 244.072 millones de euros, con un crecimiento del 9,3%. La recaudación por encima de lo previsto se situará en torno a los 30.000 millones.

Base imponible

Noticias relacionadas

Según el proyecto de ley de Presupuestos recoge que la base imponible agregada de los principales impuestos aumentará un 5,9%, casi cuatro puntos menos que en 2022. "La desaceleración será más evidente en las bases vinculadas al gasto, fundamentalmente, por la menor presión de los precios (el gasto sujeto al IVA reducirá su crecimiento a la mitad y el valor de los consumos sujetos a impuestos especiales a un cuarto del registrado en 2022)". En lo que respecta a las bases ligadas a las rentas, "la moderación será tan solo de un par de puntos".

El Gobierno destaca "el papel que van a jugar las medidas normativas". La mayor parte de ellas van a tener un impacto positivo en los ingresos de 2023", afirman. En concreto, las medidas relativas a los impuestos directos, como el impacto del nuevo tipo mínimo y la limitación en la compensación de pérdidas en los grupos en el impuesto sobre sociedades y, en los impuestos indirectos, los ingresos del nuevo impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables. Aunque otras medidas reducirán los ingresos (disminución del IRPF a las rentas bajas y rebaja del IVA en los productos de higiene femenina), "el efecto neto de las medidas explica que, aunque las bases imponibles crezcan al 5,9%, los ingresos tributarios lo vayan a hacer un 7,7%".