PRESUPUESTO GENERALES 2023

El gasto en pensiones subirá el 11,4% y la inversion aumentará el 33% en 2023

El Gobierno aprueba un Presupuesto expansivo para el último año de la legislatura, con un gasto total que crece el 7,6%, por encima del crecimiento del PIB

El gasto en pensiones subirá el 11,4% y la inversion aumentará el 33% en 2023
5
Se lee en minutos

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el proyecto de Presupuestos de 2023, con un importante aumento del gasto consolidado, del 7,6%, por encima del crecimiento económico previsto para el año próximo, que elevan a 485.986 millones el total de las partidas para el año próximo, 34.517 millones más que lo presupuestado en 2022. Con estas cuentas expansivas, las últimas de esta legislatura, el Gobierno de coalición se dispone así a encarar el año electoral que se va a desplegar en 2023. El gasto en pensiones crecerá el 11,4%; el de inversión lo hará el 33% y el de Defensa se disparará el 25,8%.

Para ayudar a financiar este mayor gasto, el Gobierno cuenta con una mayor recaudación de los impuestos (se prevé un alza del 6%) impulsada por los nuevos impuestos extraordinarios sobre la banca, las energéticas y el patrimonio, así como por el plan de medidas fiscales pactado entre los socios de gobierno y por el plus de ingresos que la inflación reporta a las arcas públicas. La mayor recaudación de cotizaciones sociales por el crecimiento del empleo también debe ayudar a alimenta los ingresos, así como las transferencias de los fondos europeos. Como resultado del juego de los mayores gastos e ingresos, el Gobierno prevé que el déficit del conjunto de las administraciones pasará del 5% del PIB con que se prevé cerrar 2022 al 3,9% en 2023.

El bloque de gasto social crece con fuerza, el 10,5%, hasta sumar 266.719 millones, el 58,5% del gasto total presupuestado. "Es el mayor gasto social de la historia para reforzar el Estado de bienestar", ha dicho la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. En particular, se prevé un aumento del 11,4% del gasto en pensiones, impulsado por la actualización de todas las prestaciones -contributivas y no contributivas- de acuerdo al dato de inflación, que podría situarse en el entorno del 8,5% a la espera de ver cómo evolucionan los precios en los próximos meses. Además, después de una década sacando dinero de la 'hucha' de las pensiones hasta dejarla a cero, de nuevo en 2023 habrá una dotación a favor del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, por un importe de 2.955 millones, procedentes del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) y de la subida de cotizaciones sociales que lleva aparejado para atender a futuras dificultades financieras del sistema.

Dentro del bloque de gasto social, el Gobierno también ha incorporado un aumento del 6,7% del gasto sanitario, en el que se incluyen 500 millones para infraestructuras de atención primaria y salud mental, así como una partida de 50 millones para incrementar en 1.000 plazas la oferta universitaria del primer curso de Medicina. Además se ha previsto un incremento de 620 millones para el gasto en dependencia.

Se trata de unas Cuentas marcadas por "la prudencia, la responsabilidad, la justicia social y la eficiencia económica", ha resumido la ministra Montero. El doble objetivo de estos Presupuestos -ha señalado- es el de "acompañar a la sociedad española a transitar por los momentos de incertidumbre derivados de la guerra en Ucrania" y el de acometer los "grandes retos" de modernización de la economía española. Tras la negociación entre los dos socios de gobierno -PSOE y UP- que se ha mantenido hasta la madrugada del martes, empezará ahora la búsqueda de apoyos parlamentarios para que las nuevas Cuentas puedan entrar en vigor el 1 de enero.

Del total de gasto consolidado, del Estado y sus organismos autónomos, presupuestado para 2023 (485.986 millones de euros), una cantidad de 30.008 millones procede de los fondos europeos de recuperación.

Principales medidas

Entre las partidas de gasto que mas suben, se sitúa la de Defensa, que anota un incremento del 25,8% con el que el Gobierno pretende dar cumplimiento al compromiso asumido por el presidente Pedro Sánchez ante sus socios de la OTAN. El gasto en infraestructuras sube el 6,7%, aunque en su conjunto el capítulo VI de inversión del Estado prevé un aumento del 33%, impulsado por el efecto de los fondos europeos y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que se extenderá a rúbricas como la de I+D+i, que anota un incremento del 22,8% en el proyecto presupuestario.

Del conjunto de partidas presupuestarias, la prevista para protección del desempleo baja en un 5,3% (hasta los 21.278 millones) debido a la previsible buena evolución del mercado laboral, según ha explicado Montero. La cuantía de la prestación por desempleo mejorará en 2023 después del acuerdo alcanzado entre los dos socios de Gobierno para revertir algunos de los ajustes propiciados por los gobiernos del PP.

El proyecto de Presupuestos incluye, además, una subida de los sueldos de los empleados públicos de hasta el 3,5%; un aumento del ingreso mínimo vital; la prórroga de la bonificación de los abonos de transporte públicos de ámbito estatal; un incremento en 102 millones para el bono térmico social y la prórroga de la ayuda de 250 euros al alquiler de vivienda para jóvenes, entre otras medidas.

Cuadro macroeconómico

Noticias relacionadas

El gasto en intereses de la deuda pública, por su parte, volverá a crecer después de años de contención, y subirá el 3,6% hasta alcanzar un total de 31.275 millones.

El proyecto de Presupuestos para 2023 se ha construido sobre la base de un cuadro macroeconómico que prevé una intensa desaceleración de la economía para el año próximo, en el actual contexto de crisis energética. Aunque, según ha dicho la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, "por el momento no hay síntomas de desaceleracion en la economía", lo cierto es que según el cuadro macro presentado este martes, la economía pasará de crecer en el entorno del 4,4% este año al 2,1% en 2023 en medio de la progresiva corrección de la inflación que espera el Gobierno. El Gobierno prevé que el empleo apenas crecerá en 2023 a una tasa del 0,6% (medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo) y estima que la tasa de paro bajará desde el 12,8% con que se prevé cerrar 2022 al 12,2% de la población activa, en 2023. El Ministerio de Economía prevé que la deuda pública pase del 118,3% del PIB en 2022 al 115,2% en 2023.