Franklin RE dobla su apuesta por España y compra su segundo edificio de oficinas en Barcelona

  • La operación cerrada entre Franklin Real Estate Advisors y la gestora DWS podría haber superado los 100 millones de euros, colocándose como una de las mayores del segmento de oficinas en la Ciudad Condal en lo que va de año

  • En agosto, Franklin cerró la adquisición del inmueble ubicado en la Calle de Pau Claris 158-160, propiedad de KanAm y alquilado a la Generalitat de Cataluña

Franklin RE dobla su apuesta por España y compra su segundo edificio de oficinas en Barcelona
4
Se lee en minutos

Dos operaciones en 50 días es el ritmo autoimpuesto por Franklin Templeton para su plan de adquisiciones en España. A través de su filial Franklin Real Estate Advisors ha cerrado la compra de un edificio de oficinas prime en Barcelona. El inmueble, ubicado en el número 2 de la Avenida Josep Tarradellas, era propiedad de la gestora DWS. Este complejo salió al mercado en octubre de 2021, cuando la gestora de Deutsche Bank encargó su venta. Sin embargo, no ha sido hasta las últimas semanas el cierre definitivo de la operación, según confirman fuentes del mercado inmobiliario a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

Las informaciones sobre su puesta a la venta señalaban que DWS esperaba recibir 110 millones de euros por la desinversión. Teniendo en cuenta que el edificio cuenta con 17.500 metros cuadrados, supone pagar casi 6.300 euros por metro cuadrado. Este importe es ligeramente superior al de su última compra, la del inmueble ubicado en los números 158-160 de la Calle de Pau Claris. Franklin pagó entre 30 y 35 millones a KanAm por un activo de 6.200 metros cuadrados, lo que supone desembolsar entre 4.838 y 5.645 euros por metro cuadrado. Este último está alquilado a la Generalitat de Cataluña, albergando la actual sede de Justicia.

Al igual que el comprado entre finales de julio y principios de agosto, Josep Tarradellas 2 se trata de un complejo de máxima calidad, al contar como inquilino con el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat. En origen, el activo era propiedad de la propia Administración regional, que se lo traspasó al family office Bancalé en 2012, con el fin de oxigenar las debilitadas cuentas públicas catalanas tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. El vehículo de inversión familiar, vinculado a los antiguos dueños aragoneses del proveedor de tecnología Memory Set, se lo traspasó a DWS en 2015. Desde ese momento hasta este 2022 ha permanecido en la cartera de la gestora de Deutsche Bank.

El edificio transaccionado se ubica en pleno centro de la ciudad de Barcelona, a pocos metros de la estación de Sants, en la Plaza de los Países Catalanes, frente al Hotel Nubu. Para este tipo de activos, la consultora Savills sitúa la renta de mercado en los 27,50 euros por metro cuadrado al mes. Si el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat pagase un alquiler de mercado, cada ejercicio desembolsaría más de 5,7 millones de euros. Previsiblemente, el alquiler pagado por esta Administración será inferior.

Las oficinas en Barcelona

La operación protagonizada por Franklin y DWS se coloca como una de las mayores transacciones del mercado de oficinas en Barcelona en lo que va de año, solo superada por la adquisición de Starwood de Diagonal 177, sede de Mediapro y otras compañías, a Hines por 120 millones de euros. Este segmento inmobiliario ha captado en la Ciudad Condal inversiones por valor de 371 millones entre enero y junio. Esto supone el 30% del total de desembolsos a nivel nacional, cifrados en 1.250 millones, según un informe elaborado por Savills.

Esta cifra de inversión supone un descenso de más del 50% con respecto a la cifra obtenida en los seis primeros meses de 2021. "En la situación actual, algunas operaciones se están alargando en el tiempo más de lo habitual debido a que los compradores requieren de análisis más amplios y detallados, por lo que la firma de determinados procesos se ha aplazado a la segunda mitad del año. La cantidad de producto en el pipeline y el nivel de liquidez en el mercado ofrecen un panorama alentador", señala el citado estudio. En total, de cara a la segunda mitad del ejercicio, hay identificadas operaciones en marcha por valor de 1.000 millones, lo que supondría cerrar con una cifra anual por encima de los 1.400 millones, en caso de que todas lleguen a buen puerto.

Noticias relacionadas

La rentabilidad anual que recibe un inversor en oficinas en la Ciudad Condal es del 3,55%, para aquellos inmuebles ubicados en las zonas más céntricas y que sean de máxima calidad, y del 4,25% para los mejores del distrito 22@. En los últimos meses, ha habido una subida en la rentabilidad exigida por los inversores para sus adquisiciones, debido al aumento de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo. Precisamente, edificios como el transaccionado por DWS sigue manteniendo el apetito inversor al contar con un contrato de alquiler a largo plazo y ser un inquilino solvente.

Barcelona sigue manteniéndose como uno de los destinados favoritos para invertir en el sector inmobiliario, especialmente en oficinas y en el 22@. Esto ha llevado a que, en las próximas semanas, la ciudad vaya a acoger una de las mayores ferias inmobiliarias a nivel europeo, The District. Este evento recibirá a más de 7.000 profesionales del sector, con el fin de fomentar a España como destino de inversiones por parte de fondos y patrimonios internacionales.