ECONOMÍA

La OCDE enfría las previsiones de crecimiento de España, pero siguen multiplicando por cinco la media europea

  • Estima que el PIB subirá un 1,5% en 2023, mientras que el resto de la zona euro se espera que solo crezca un 0,3%.

  • España todavía no ha recuperado los niveles de PIB previos a la pandemia.

La OCDE enfría las previsiones de crecimiento de España, pero siguen multiplicando por cinco la media europea
2
Se lee en minutos

Según la OCDE, España no alcanzará, ni de lejos, el 2,7% de crecimiento que había pronosticado en su último cuadro macroeconómico. Ni siquiera llegará a esa cifra de "en torno al 2%" a la que se agarra ahora el Ejecutivo. Sin embargo, no todo en su último informe de Perspectivas Económicas es negativo, pues, en base a sus previsiones, el Producto Interior Bruto (PIB) de España crecerá en 2023 un 1,5%, un ritmo que será cinco veces mayor a la media de la zona euro y el triple que Estados Unidos.

La economía española, que se ha visto, como todas, afectada por las consecuencias de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, ha conseguido, sin embargo, que la OCDE mejore su previsión de crecimiento para este año en tres décimas hasta el 4,4%. Por su parte, la estimación oficial del Gobierno y de su ministra de Hacienda, María Jesús Montero, era del 4,3%.

Sin embargo, las perspectivas del año que viene para la OCDE son mucho menos halagüeñas para España y para el resto de potencias. El organismo ha rebajado en siete décimas las previsiones de crecimiento del PIB que tenía para nuestro país hasta situarlas en el 1,5%, lejos de ese 2,7% que esperaba el Ejecutivo en un primer momento y también menores a las del 2% que se admitieron cuando los datos fueron empeorando.

En cualquier caso, ese dato, el del 1,5%, mejora el del resto de los grandes países del entorno, lastrado especialmente por la recesión alemana, que se espera que vea cómo su economía se contraiga un 0,7%, y el estancamiento en el 0% de la economía británica, que no consigue despegar una vez consumada su salida de la Unión Europea. Francia e Italia, que apenas crecerán un 0,6% y un 0,4% respectivamente, confirman una exigua media de crecimiento en la eurozona del 0,3%.

A pesar de que estos datos invitarían al optimismo, España es uno de los países que todavía no ha conseguido recuperar su nivel de PIB previo a la pandemia.

Noticias relacionadas

Un dato que ha recordado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Co, esta misma semana al asegurar que "la convergencia de la economía española hacia los niveles previos a la pandemia está más retrasada que en el conjunto del área del euro y se mantiene incompleta y heterogénea por sectores".

La inflación perderá fuerza en 2023

Por su parte, la inflación, según ese documento de la OCDE, seguirá siendo alta el año que viene, pero al menos se moderará con respecto a 2022. En España la media cerrará en torno al 9,1%, pero en 2023 se espera que se quede prácticamente en la mitad (5%). Datos que, además, mejoran los que se esperan para la mayoría del resto de potencias europeas, pues Alemania (7.5%), Reino Unido (5,9%) y Francia (5,8%) tendrán datos superiores. Italia, por su parte, se espera que sufra una inflación del 4,7%.