HOTELES DE LUJO

El mítico Hotel Palace de Madrid lanza una reforma total para entrar en la carrera por el gran lujo

En pocas semanas comenzará la reforma de las habitaciones, las zonas comunes y la rehabilitación de la fachada; una vez el Ayuntamiento de Madrid dé el ‘ok’ definitivo.

El mítico Hotel Palace de Madrid lanza una reforma total para entrar en la carrera por el gran lujo
6
Se lee en minutos

Archer Hotel Capital, participado por el fondo soberano de Singapur GIC y y el fondo de pensiones holandés APG, se une a la carrera del gran lujo en Madrid. El vehículo ha encargado la rehabilitación integral en dos fases del mítico Hotel Palace del que es propietario, ubicado en la madrileña Plaza de Neptuno. El proyecto de reforma está siendo llevado a cabo por Arcadis como project manager, Ruiz-Larrea como equipo de arquitectura y Lázaro Estudio en el interiorismo. La primera fase consistirá en renovar las habitaciones y zonas comunes, a la vez que se retoca la fachada; según han confirmado fuentes del mercado hotelero en exclusiva a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. El proyecto también incluye rehabilitar la estructura, reforzarla y limpiar los vidrios de la icónica cúpula del restaurante La Rotonda.

El Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid revela que Miguel Díaz Martí y Gorka Álvarez Ugalde, ambos representantes de Ruiz-Larrea Arquitectos, se reunieron con personal del Consistorio para elaborar el plan de reforma en enero de este mismo año. A esta reunión acudieron Myriam Inmaculada Peón, gerente de la Agencia de Actividades; Daniel González Guerrero, asesor del Gabinete de Urbanismo, y Hugo Adolfo Moreno, director del mismo Gabinete. Aunque en el acta de la reunión figura como asunto la “Presentación de portfolio de trabajos en marcha en Madrid”, solo se conversó entorno al complejo hotelero.

El proyecto no es sencillo. El inmueble ubicado en el número 7 de la Plaza de las Cortes está calificado como “singular” y bien de interés cultural por el Plan General de Ordenamiento Urbano, la norma que rige el urbanismo madrileño desde su aprobación en el año 1997. El Hotel Palace, ahora renombrado como Westin Palace, cuenta con el mismo grado de protección que otros monumentos como el Palacio Real, la Iglesia de la Almudena o el Conjunto de Edificios de la Puerta del Sol. "Se cuidará al máximo el inmueble, que tiene una catalogación integral, mejorándolo a través de un cuidado extremo de su arquitectura, introduciendo elementos de sostenibilidad medioambiental y un cuidado interiorismo y mejora de sus zonas comunes y patios interiores a través de jardines verticales, nuevas cubiertas y nuevos usos que den respuesta a la demanda que el turismo de alta calidad requiere”, ha comentado a este medio Mariano Fuentes, delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del Consistorio madrileño.

Imagen del salón con la cúpula del Westin Palace

/ EPE

El complejo de cinco estrellas cuenta con 470 habitaciones, que han acogido a grandes personajes de la historia contemporánea como García Lorca, Unamuno, Einstein, Michael Jackson, Picasso o Dalí. Fue construido en el año 1912, en un suelo que antes de su derribo albergó el Palacio de los Duques de Medinaceli, convirtiéndose en el tercer hotel en abrir en la capital, por detrás del Ritz y el París. Años más tarde sería el centro de mandos para desarticular el fallido golpe de estado del 23F o protagonista de las icónicas fotografías de la celebración de la primera victoria electoral de Felipe González.

El propietario del Westin Palace es Archer Hotel Capital, una de las firmas que ha revolucionado el mercado de los hoteles de lujo. En 2021, Archer pagó 205 millones de euros por el Hotel Edition, un complejo recién transformado por KKH Property. Casualmente, se vio beneficiado por la pandemia porque contaba con un acuerdo de compra en febrero de 2020 de 220 millones, pero no cerró la operación hasta un año después, logrando una rebaja del 7% respecto a lo que había acordado inicialmente. Aún así, pagó más de 1 millón de euros por cada una de las habitaciones del Edition, todo un récord en el mercado hotelero madrileño. Archer también es dueño de un hotel de lujo en Barcelona, el Hotel Arts. El fondo lo compró en 2006, en el mismo año que el Palace. La filosofía de inversión es clara: compran los mejores activos, denominados en el argot inmobiliario como ‘activos trofeo’, con perspectivas de largo plazo.

Carrera por el lujo

A principios del siglo XX, el Rey Alfonso XIII encargó la construcción del Palace para que Madrid aumentase su oferta de alojamiento para la alta sociedad. Misma situación se replica cien años después. Los grandes fondos institucionales han emprendido una carrera por contar con el mejor hotel de lujo de la capital. Mariano Fuentes asegura que "es importante potenciar un turismo de calidad y mejorar al máximo la calidad de todos los establecimientos" y para ello han trabajado "con el sector para ponérselo más fácil y ser receptores de inversión para abrir nuevos establecimientos de la máxima calidad".

El penúltimo en unirse fue la Socimi Millenium Hospitality, participada en un 50% por el fondo estadounidense Castlelake y otros nacionales como la Mutualidad de la Abogacía. En julio de este mismo año, la cotizada cerró la adquisición del edificio ubicado en el número 19 de la Calle Zorrilla, junto al Congreso de los Diputados, para convertirlo en un hotel de cinco estrellas. Esta no es su única operación, sino la última. Anteriormente, anunció otro en el número 26 de la Calle Alcalá operado por Nobu y el JW Marriott de la Carrera de San Jerónimo, que abrirá sus puertas antes de que acabe el año.

El antes mencionado Ritz es otro de los complejos que se ha renovado en los últimos tiempos. Olayan, el holding inversor de la Familia Real Saudí, compró en 2015 de la mano de la cadena Mandarin Oriental el Hotel por 130 millones de euros. Desde principios de 2018 hasta 2020 desarrolló su rehabilitación a cargo del arquitecto español Rafael de La-Hoz, con un presupuesto por encima de los 100 millones de euros. A la reforma del Ritz se unen la del Four Seasons, la del Rosewood Villa Magna o la del Edition, esta última también a cargo de Ruiz-Larrea.

Noticias relacionadas

También el mítico edificio Metrópolis, uno de los más emblemáticos de la Gran Vía madrileña, se convertirá próximamente en un complejo de lujo de 6.000 metros cuadrados con hotel, restaurantes, un spa y un club privado. Los promotores del proyecto son el grupo de hostelería Paraguas, fundado por Sandro Silva y Marta Seco, y su socio turco Dogus Group.

Inversión hotelera

En el primer semestre de 2022, la inversión hotelera en España alcanzó los 1.521 millones de euros, en 68 operaciones, de los cuales 873 millones fueron a complejos urbanos. Se trata del tercer mejor semestre desde 2017. Las operación más destacada fue de Brookfield, que adquirió el Hotel Princesa Plaza a Colony Star. También, ASG vendió el Hard Rock Hotel Madrid por 65 millones y Ibervalles compró el Vía Castellana por 43 millones a Millenium. El lujo madrileño está cifrado en 35 complejos hoteleros que suman 5.691 habitaciones. Según la consultora Colliers, la pandemia ha servido para que el interés inversor en el lujo aumente, pasando de suponer el 20% del mercado de inversión al 35%. En 2021, el 43% del capital destinado por institucionales fue para establecimientos de cinco estrellas y cinco estrellas 'gran lujo'.