Datos de julio

La racha récord de los precios industriales se modera al 40,4% tras el pico de marzo

El descenso del petróleo en los últimos meses ayuda a corregir el índice pese al fuerte encarecimiento del gas | Tras la energía, los costes de producción de papel y cartón suben el 38% y los de piensos animales, el 36,2%

La racha récord de los precios industriales se modera al 40,4% tras el pico de marzo
2
Se lee en minutos

Los precios industriales siguen instalados en una racha de subidas históricas -las mayores desde el inicio de la serie, en 1976- impulsados por los precios de la energía, pero en el mes de julio el alza se moderó por cuarto mes consecutivo hasta una tasa anual del 40,4%, por debajo del pico del 47% marcado en marzo tras el estallido de la guerra en Ucrania y del 43,1% de junio, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En particular, los precios industriales en julio tuvieron una variación nula respecto a junio (0,0%), lo cual favoreció la contención de la tasa anual.

La moderación relativa de los precios del refino de petróleo (con un descenso mensual en julio del 7,3%, que no evita una subida anual 99,6% de esta rúbrica) y de los producción, transporte y distribución de energía eléctrica (descenso mensual del 1,5% que deja en el 64,6% la subida anual) han contribuído a frenar el índice de precios industriales y a compensar el encarecimiento creciente del gas, cuya producción y distribución se encareció el 11,6% el mes pasado hasta alcanzar una tasa anual del 163,5%. Esta subida implica que los precios industriales de gas se han multiplicado por 2,6 veces en un año, la mayor tasa de la serie histórica.

La antesala del IPC

Los precios industriales (de los insumos que necesitan la industria para producir sus productos) son la antesala de los que luego se puede acabar trasladando a los consumidores y a índice de precios de consumo (IPC). El Índice de precios industriales mide la evolución mensual y anual de los precios de los productos industriales fabricados y vendidos en el mercado interior, en el primer paso de su comercialización, es decir, los precios de venta a salida de fábrica, excluyendo los gastos de transporte y comercialización y el IVA facturado.

Con los datos de julio, las actividades vinculadas a la energía se colocan en cabeza de este indicador de inflación. En primer lugar, la producción y distribución de gas (163,5% en un año); segundo, el refino de petróleo (99,6%) y tercero, la producción, transporte y distribución de energía eléctrica (64,6%). En los puestos de cabeza también figura el encarecimiento de los costes industriales para la producción de papel y cartón (38%), de alimentación animal (36,2%), de hierro y acero (32,9%) o de madera (30,7%). En alimentación, los costes industriales de los productos lácteos han subido el 14,6% y los de la panadería, el 13,9%. En el procesado de frutas y hortalizas, los precios industriales anotan una inflación del 12,1% y en la fabricación de bebidas la tasa es del 5,1%.

Noticias relacionadas

Para la fabricación de vehículos de motor, el indice anual de precios industriales marca el 5% y para la confección de prendas de vestir, el 4,4%. En el caso del calzado, el índice anual es del 2,9%. Por su parte, la fabricación del tabaco soporta una subida anual de solo el 0,5% de sus precios industriales, mentra que la tasa baja al 0,1% para ordenadores y equipos periféricos y se sitúa en negativo en la fabricación de juguetes (-1,3%)

La mayor subida de los precios industriales en unas actividades que en otras condiciona, en parte, que esta inflación sea más intensas en unas comunidades que en otras. Así, la mayor subida de los precios industriales se concentra en Asturias (57,3%), Canarias (56,4%), Andalucía (55,9%), Baleares (61,3%), Murcia (57,4%), País Vasco (43%) y Galicia (43,3%). En Catalunya, el índice de precios industriales subió el 0,9% en julio y la tasa anual se situó en el 28,1%, por debajo de la media estatal del 40,4%.