'Boom' de la fertilidad

KKR quiere sortear la subasta de IVI y comprar el líder de la fertilidad española de forma directa por 1.800 millones

El fondo estadounidense, que acaba de hacerse con Generalife, ha establecido los primeros contactos con los dueños para tratar de evitar el proceso competitivo

KKR quiere sortear la subasta de IVI y comprar el líder de la fertilidad española de forma directa por 1.800 millones
4
Se lee en minutos

El fondo estadounidense KKR ha iniciado los primeros contactos con los dueños de IVI-RMA, el mayor grupo de fertilidad a nivel mundial, con el objetivo de comprar de forma directa la compañía y tratar de esquivar la subasta competitiva que se iniciará a principios del año que viene, según han indicado diferentes fuentes financieras a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. La compañía está valorada en una horquilla de precios de entre 1.500 y 1.800 millones de euros. Para esta gestora de capital riesgo, IVI-RMA se ha convertido en uno de sus objetivos estratégicos, tras cerrar hace escasos días la adquisición de GeneraLife, la tercera compañía en reproducción asistida de Europa por detrás de IVI y Eugin. La unión entre ambas supondría la creación de un grupo con una facturación superior a los 400 millones de euros, con casi un centenar de clínicas repartidas en 11 países del mundo. En cualquier caso, las fuentes consultadas por este diario, indican que es muy complicado que KKR consiga esquivar el proceso competitivo por el alto interés que ha despertado esta compañía entre los inversores, lo que asegura que la compañía se va a vender en el rango alto de precio. Por el momento, el fondo estadounidense no ha presentado una oferta económica formal por el grupo. IVI-RMA y KKR declinaron hacer comentarios sobre esta información.

A finales de este verano, como adelantó esta publicación, los dueños del gigante español de la fertilidad tomaron la decisión de vender la compañía aprovechando el gran interés de los inversores por la industria de la reproducción asistida y tras paralizar la desinversión de una participación minoritaria (20%) hace un par de años por diferencias entre los máximos accionistas. El antiguo Instituto Valenciano de la Infertilidad (IVI) nació en el año 1990 de la mano de los doctores Antonio Pellicer y José Remohí, que controlan el grupo actualmente. En 2017 se fusionó con la estadounidense Reproductive Medicine Associates of New Jersey (RMANJ) dando el salto a EEUU y creando uno de los grandes grupos mundiales del sector. El accionariado de la compañía se reparte entre los fundadores del antiguo IVI, que controlan el 70%, junto a Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum (5%); mientras que los americanos ostentan el 25% restante. Al igual que en la operación planteada anteriormente, IVI-RMA trabaja con el banco de inversión Morgan Stanley, que está elaborando toda la documentación del proceso con el objetivo de lanzar la subasta a principios del próximo año, según indican las mismas fuentes. Sin embargo, esta vez sí que se desprenderán de un paquete mayoritario, algo muy apreciado por los inversores. Si todo va según el esquema inicial, en el proceso participarán tanto fondos de capital riesgo interesados en la industria de la fertilidad como grupos hospitalarios que quieren crecer en este nicho.

El 'boom' del sector

GeneraLife, la participada de KKR, estaba en manos del fondo de capital riesgo italiano Investindustrial desde principios del año 2019 cuando desembolsó 30 millones por la antigua Ginefiv. Desde entonces, la gestora de la familia Bonomi (conocida por ser accionista de famosas compañías como Aston Martin o PortAventura) ha impulsado el crecimiento de la compañía a través de distintas transacciones, como la de Ginemed a Sanitas el pasado verano. La adquisición de GeneraLife en 2019 se produjo apenas dos meses antes de que otro fondo de capital riesgo, EQT, comprara otra de las compañías de referencia en este negocio: Igenomix. Este verano EQT ha vendido a la cotizada sueca Vitrolife esta empresa por 1.250 millones de euros, multiplicando casi por cinco su inversión en poco más de dos años. Pese al gran interés del capital riesgo por este nicho de negocio, también los grandes grupos hospitalarios quieren crecer en él, como muestra la adquisición de las clínicas Eugin a principios de este año por parte del gigante alemán Fresenius (dueño de la española QuirónSalud) por 300 millones de euros.

Noticias relacionadas

En los últimos años, España se ha convertido en una de las grandes cunas de la reproducción asistida a nivel mundial, a la vez que es el segundo país de Europa en el que más se retrasa la maternidad, solo por detrás de Italia. Mientras que en 1985 las mujeres españolas tenían a su primer hijo entre los 25 y los 26 años, en la actualidad el primer bebé llega en torno a los 32, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero no todo el éxito de estos centros en España viene de la mano de pacientes nacionales, sino también de las extranjeras que apuestan por realizar estos procedimientos médicos en España. Es más, en nuestro país se realizan entre el 40 y el 50% de tratamientos de reproducción asistida de Europa. Los motivos de elegir España para este tipo de procedimientos es muy variado: desde las innovadoras técnicas y la gran tecnología que se ha desarrollado en los últimos años, a una legislación que no es tan restrictiva como la de los países vecinos en materia de fertilidad.

Los últimos datos disponibles, correspondientes a 2018, revelan que en el país se realizaron casi 183.500 tratamientos de reproducción asistida, una cifra que crece casi a doble dígito cada año, según los datos de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (Eshre). Unos datos que le colocan por delante de otros grandes centros de reproducción asistida como Rusia o Francia. Tras el parón producido por la pandemia del coronavirus como consecuencia de las limitaciones de movimiento y del cierre temporal de establecimientos, el sector de la fertilidad ha vuelto a disparar su actividad mientras la vacunación mundial avanza y se aceleran los tratamientos paralizados durante este periodo.